Huevos y larvas de la mosca sírfida: consejos para la identificación de la mosca flotante en los jardines


Si su jardín es propenso a los pulgones, y eso nos incluye a muchos de nosotros, es posible que desee alentar a las moscas sírfidos en el jardín. Las moscas sírfidos, o moscas flotantes, son insectos depredadores beneficiosos que son una bendición para los jardineros que se ocupan de las infestaciones de áfidos. Es útil saber un poco sobre la identificación de las moscas para determinar si estos insectos bienvenidos están presentes en su jardín y para promover la puesta de huevos de las moscas. El siguiente artículo le ayudará a identificar y estimular los huevos de la mosca sírfido y las larvas de la mosca hoverfly.

Identificación de Hoverfly

Las moscas volantes también se conocen como moscas sírfidos, moscas de las flores y moscas zánganos. Son polinizadores prolíficos y también se alimentan de plagas de insectos, específicamente pulgones. También se alimentan de otros insectos de cuerpo blando como trips, escamas y orugas.

Su nombre, hoverfly, se debe a su habilidad única para flotar en el aire. También pueden volar hacia atrás, una hazaña que pocos insectos voladores poseen.

Hay varias variedades de moscas sírfidos, pero todas residen en el orden Diptera. Parecen avispas pequeñas con el abdomen rayado en negro, amarillo o blanco, pero no pican. Mirar la cabeza le ayudará a determinar si está viendo una mosca flotante; la cabeza se parecerá a la de una mosca, no a la de una abeja. Además, las moscas flotantes, como otras especies de moscas, tienen dos pares de alas en comparación con las cuatro que tienen las abejas y las avispas.

Se cree que este disfraz ayuda al sírfido a evadir a otros insectívoros y aves que evitan comer avispas. Con un tamaño que varía de ¼ a ½ pulgadas (0,5 a 1,5 cm.), Los adultos son los polinizadores, mientras que las larvas de la mosca flotante son las que consumen los insectos plaga.

Ciclo de puesta de huevos de Hoverfly

Los huevos de la mosca sírfida se encuentran a menudo alrededor de las colonias de pulgones, una fuente de alimento inmediata para las larvas emergentes. Las larvas son gusanos pequeños, marrones o verdes. Cuando las poblaciones de moscas volantes son altas, pueden controlar entre el 70 y el 100% de una población de pulgones.

Las moscas, incluidas las moscas flotantes, se metamorfosis de huevo a larva, de pupa a adulto. Los huevos son ovalados, de color blanco cremoso y eclosionan en 2-3 días durante el verano y en 8 días en el sur de los Estados Unidos durante los meses de invierno. Las hembras pueden poner hasta 100 huevos durante su vida. Por lo general, hay de 3 a 7 generaciones por año.

Las larvas emergentes son gusanos sin patas, de color verde opaco y liso, con dos largas franjas blancas de ½ pulgada (1,5 cm) de largo. Las larvas comienzan a alimentarse inmediatamente, agarrando a los pulgones con sus mandíbulas y drenando el cuerpo de fluidos vitales. No use insecticidas o incluso jabones insecticidas cuando haya larvas presentes.

Cuando las larvas de mosca flotante están listas para pupar, se adhieren a una hoja o ramita. A medida que la pupa evoluciona, cambia de color del verde al color de un adulto. Las pupas suelen pasar el invierno en el suelo o debajo de las hojas caídas.

Moscas Syrphid en el jardín

Si bien las moscas adultas son beneficiosas en su función de polinizadores, es la etapa larvaria de la mosca flotante la que es más beneficiosa para el alivio de las plagas. Pero debe alentar a los adultos a quedarse y producir estas crías.

Para fomentar la presencia y el posterior apareamiento de las moscas sírfidos, plante una variedad de flores. Algunos de estos pueden incluir:

  • Alyssum
  • Aster
  • Coreopsis
  • Cosmos
  • Margaritas
  • Lavanda y otras hierbas
  • Caléndulas
  • Statice
  • Girasoles
  • Zinnia

Plante los que florecen continuamente desde la última helada hasta la primera helada o gírelos para asegurar una floración continua. Los adultos alados son más activos durante los meses cálidos cuando usan las flores no solo como energía sino también como lugares de apareamiento.


Huevos y larvas de hoverfly - Cómo encontrar moscas Syrphid en el jardín - jardín

Hover fly (también conocida como moscas syrphid, moscas de flores y moscas de drones)

También conocidas como moscas sírfidos, moscas de las flores y moscas zánganos

Allograpta obliqua es una especie común de mosca flotante en la región de Galveston-Houston

Las etapas inmaduras parecen diferentes a las de los adultos (es decir, metamorfosis completa)

Las etapas inmaduras se alimentan vorazmente. La etapa adulta se alimenta de néctar y poliniza las flores.

Insectos de cuerpo blando que incluyen pulgones, escamas, trips y orugas

Ocurren en la región de Galveston-Houston beneficiosos muy comunes que no se reconocen comúnmente

Sí (muestra montada para visualización disponible en la colección de insectos en la Oficina de Extensión del Condado)

Es una abeja. . . Es una avispa. . . No, es Hover Fly!

Las moscas flotantes reciben su nombre de su capacidad única de flotar, suspendidas en el aire, luego se lanzan una corta distancia muy rápidamente, solo para flotar nuevamente. Son la versión en helicóptero de los insectos voladores. Y pueden volar hacia atrás, una habilidad que pocos insectos poseen.

Hover vuela verdaderas moscas dentro del orden Diptera. Allograpta obliqua es la mosca flotante más común en nuestra área. Las moscas flotantes también se conocen como moscas sírfidos y moscas de las flores y son bastante abundantes en América del Norte. Si bien las moscas flotantes están muy extendidas en nuestra área, se subestima su papel como un beneficio importante.

Las moscas flotantes adultas son importantes polinizadores y se pueden encontrar alimentándose de las flores o alrededor de las colonias de pulgones, donde ponen sus huevos. Las larvas de moscas flotantes son importantes depredadores de plagas, como pulgones, escamas, trips y orugas.

Solo rivalizan con las mariquitas y las crisopas. Cuando las poblaciones de larvas de mosca flotante son altas, pueden controlar del 70 al 100% de la población de pulgones. Los pulgones por sí solos causan decenas de millones de dólares en daños anualmente a los cultivos en todo el mundo, por lo que las moscas flotantes que se alimentan de pulgones están siendo reconocidas como agentes potenciales para su uso en el control biológico.

Muchas especies de moscas flotantes imitan a las abejas o avispas en apariencia. Algunos incluso llegan a agitar las patas delanteras frente a la cara para imitar las antenas de las avispas alfareras. Sin embargo, se pueden separar fácilmente las moscas flotantes de las abejas o avispas por sus alas: las moscas tienen dos alas y las avispas y las abejas cuatro.

Las moscas flotantes también se pueden distinguir mirando la cabeza: si parece la cabeza de una mosca, lo más probable es que sea una mosca. Se cree que este disfraz protege a las moscas flotantes de caer presas de aves y otros insectívoros que evitan comer avispas verdaderas debido a su picadura.

Como todas las moscas, las moscas flotantes tienen una metamorfosis completa: estadios de huevo, larva, pupa y adulto. Los adultos ocurren durante todo el año en la costa superior del Golfo de Texas, pero se vuelven mucho más abundantes durante la primavera y el verano. A menudo son abundantes incluso durante la temporada de invierno cuando prevalecen temperaturas moderadas.

El ciclo de vida de las moscas flotantes varía desde tan solo tres semanas en verano hasta nueve semanas en invierno. El huevo es un óvalo alargado, de color blanco cremoso, que eclosiona en dos o tres días durante el verano y dentro de ocho días en el invierno, en el sur de los Estados Unidos.

Las larvas de la mosca flotante no tienen patas y tienen forma de gusano, de color verde opaco, con dos franjas largas y estrechas de color blanquecino de aproximadamente media pulgada de largo. Las larvas son de piel suave y tienen forma de salchicha. El área de la cabeza es puntiaguda y la cola parece cortada plana. Las larvas deben protegerse de los insecticidas en aerosol. Incluso se debe evitar el uso de jabones insecticidas, ya que son dañinos.

Las larvas se arrastran expuestas sobre la vegetación alimentándose de pulgones. La presa es agarrada por las mandíbulas de las larvas, levantada en el aire y el contenido de su cuerpo escurrido.

La larva se adhiere a una hoja o ramita cuando está lista para pupar. El color de la pupa cambia de verde al color de la mosca flotante adulta. La mayoría de las pupas pasan el invierno en el suelo o debajo de las hojas caídas. Las larvas de mosca flotante no son tan conocidas por su papel tan beneficiosas como las larvas de mariquita, ya que se pasa por alto su etapa de pupa. Se pueden encontrar muy pocas fotos de la etapa de pupa en comparación con otros insectos benéficos comunes. Tenemos la suerte de que uno de nuestros fotógrafos se haya convertido en un experto en encontrar y fotografiar la etapa de pupa de la mosca flotante.

Los adultos son moscas de tamaño pequeño a mediano, con una longitud corporal promedio de hasta 5/8 ". Son de colores brillantes con bandas amarillas y negras de igual ancho alrededor del cuerpo y un par de alas transparentes. Las moscas voladoras tienen grandes , ojos compuestos, que casi cubren su cabeza grande y antenas pequeñas.Los adultos alados están activos durante los meses cálidos, cuando usan las flores como lugares de apareamiento y fuentes de energía.

La mayoría de las especies de moscas flotantes son beneficiosas porque las etapas larvarias son depredadoras de plagas de insectos como pulgones, cochinillas, cochinillas y trips. Además, la etapa adulta poliniza las flores. Esa es una situación en la que todos ganan para los jardineros.

Beneficios en el jardín y el paisaje es un programa Earth-Kind TM coordinado a través de Extension Horticulture en Texas A&M University. Earth-Kind utiliza técnicas probadas por la investigación para proporcionar el máximo disfrute de la jardinería y el paisaje al tiempo que preserva y protege nuestro medio ambiente.


Este sitio web es mantenido por la Jardinera Maestra Laura Bellmore, bajo la dirección de William M. Johnson, Ph.D., Coordinador del Programa de Horticultura y Jardinero Maestro de Agentes de Extensión del Condado.

Todas las fotografías digitales son propiedad de la Asociación de Jardineros Maestros del Condado de Galveston, Inc. (GCMGA) 2002-2015 GCMGA - Todos los derechos reservados.


¿Cómo me deshago de esas moscas revoloteando en mi patio?

mismo. los centavos no funcionan para las moscas flotantes

¡Nos mudamos a Capitola hace un mes y hemos tenido un grupo de moscas flotando justo afuera de nuestra puerta corrediza desde que llegamos aquí! Hemos tenido nuestro eliminador de errores desde que nos mudamos aquí y no ha hecho nada para deshacernos de ellos.

¡¡He estado tratando de resolver esto durante años !! Los vecinos 2 puertas más abajo tienen pollos “suburbanos” y esto tiene mucho sentido. Parece que los ventiladores son la mejor solución. http://ipm.ucanr.edu/PMG/PESTNOTES/pn7457.html#LITTLE

LITTLE HOUSE FLY Identificación y ciclo de vida

La mosca de la casaFannia canicularis) no tolera las altas temperaturas diurnas y, por lo tanto, generalmente es más numerosa durante los meses más fríos de primavera y otoño en California. A medida que aumentan las temperaturas en verano, las poblaciones de Fannia disminuir a menos que los sitios de desarrollo estén protegidos de temperaturas extremas.

Los adultos tienen aproximadamente 2/3 del tamaño de la mosca doméstica y carecen de las distintivas rayas torácicas de la mosca doméstica. Fannia en reposo, sostenga sus alas directamente sobre la espalda en lugar de sostener las alas para formar una V, como es típico de las moscas domésticas. Agregaciones voladoras de machos Fannia típicamente se forman en áreas con aire quieto y protegidas de la luz solar directa, como corredores y áreas de porches de casas residenciales. Estos enjambres de machos permanecen en vuelo continuo esperando la visita de hembras no apareadas. Los enjambres de machos a menudo se forman aproximadamente a 5 o 6 pies sobre el suelo, aproximadamente a la altura de la cabeza de un ser humano adulto, maximizando así su potencial de molestias. Las fuertes corrientes de aire tienden a dispersar estas agregaciones masculinas.

Larva Fannia están adaptados para tolerar un amplio rango de humedad en sus sitios de desarrollo, lo que los convierte en una mosca molesta particularmente difícil de controlar. La puesta de huevos y el desarrollo de larvas ocurren con frecuencia en los desechos animales (especialmente el estiércol de aves de corral), pero diversos materiales orgánicos húmedos, en particular los recortes de pasto fermentado y el compost, pueden servir como sustratos adecuados. Una mosca relacionada, F. femoralis, También puede ser abundante en áreas costeras más frías de California, pero esta especie rara vez causa molestias. A diferencia de las larvas de mosca doméstica, las larvas de Fannia son de color marrón, más planos que redondos y tienen numerosas espinas carnosas. El tiempo de desarrollo desde el huevo hasta el adulto es algo más largo para la mosca doméstica pequeña que para la mosca doméstica a todas las temperaturas.

Las moscas domésticas pequeñas son más reacias a entrar en las casas que las moscas domésticas, en cambio, tienden a congregarse en áreas al aire libre como patios, entradas y garajes. A medida que las temperaturas bajan, buscan refugio en edificios o vegetación protectora. Rara vez aterrizan en los alimentos para humanos y no se consideran un portador significativo de agentes patógenos humanos. Sin embargo, su hábito de flotar a la altura del rostro humano los hace molestos, aunque se apartan fácilmente cuando se acercan.

Manejo de las moscas caseras

Como ocurre con todas las moscas molestas, la eliminación de los criaderos es el método preferido para controlar Fannia. Las acumulaciones de estiércol (especialmente aves de corral) u otra materia orgánica en descomposición son lugares ideales para el desarrollo. Estos sitios de desarrollo deben eliminarse, esparcirse en capas finas para que se sequen por completo o compostarse adecuadamente con volteado de pilas a medida que el material compostado experimenta ciclos de calor. Fanniano se sienten atraídos por los mismos cebos o trampas para moscas que recolectan las moscas domésticas. Se puede obtener algo de alivio colocando abanicos fuertes en áreas donde los hombres Fannia tienden a enjambrar, ya que el aumento del movimiento del aire hará que el sitio sea menos atractivo para ellos.


Las moscas flotantes y las moscas sírfidos son amigas del jardín

Si ha notado lo que parece una abeja sin pelo flotando en el aire sobre las flores de su jardín, probablemente haya visto una mosca flotante o sírfido. Estos insectos se parecen a las abejas, aunque son moscas. Son útiles para las plantas de jardín.

Puedes distinguir entre moscas flotantes y verdaderas abejas contando las alas. Los primeros tienen dos alas, mientras que las abejas tienen cuatro. Las moscas flotantes también se mantienen fieles a su nombre con su capacidad para flotar en el aire. Las abejas no pueden flotar. Las moscas flotantes a menudo tienen un abdomen plano, mientras que las abejas tienen un abdomen redondo.

Las moscas flotantes son buenos polinizadores. Se alimentan de néctar y mientras lo hacen recolectan polen y lo transfieren de flor en flor. Algunas larvas de mosca flotante se alimentan de pulgones y otras plagas del jardín. Las moscas flotantes hembras pondrán sus huevos dentro de una colonia de pulgones, asegurando que sus crías estén bien alimentadas (y sus problemas de pulgones estén controlados).

La apariencia de abeja de las moscas flotantes engaña a los depredadores potenciales para que piensen que pueden picar y dejarlos solos. En realidad, no pueden picar y no hay razón para temerles. Dé la bienvenida a las moscas flotantes a su jardín plantando flores ricas en néctar. Asegúrese de incluir tipos que florecerán en diferentes estaciones, así como anuales de floración prolongada, para proporcionar una fuente de alimento constante. Evite el uso de insecticidas.


Atrayendo insectos beneficiosos

Cuando la naturaleza está en equilibrio, encontrará una mezcla de insectos buenos y malos en su jardín. Una mirada de cerca a la parte inferior de una hoja de repollo revela una infestación de mosca blanca, huevos de mosca flotante y una larva de mosca flotante, en el centro, trabajando en esas moscas blancas.

Sucede cada primavera. Primero aparecen algunos pulgones en los cultivos de coles. Apenas me doy cuenta. Una semana después, los pulgones se han duplicado. Empiezo a preocuparme. Después de otra semana, el número ha vuelto a crecer. ¿Debería entrar en pánico? ¿Coger el jabón en aerosol? ¿Vendrán mis ayudantes en mi ayuda nuevamente este año? Y luego, una mañana, allí están, mariquitas deambulando entre los pulgones, cenando contentas. En unos días apenas se encontrará un pulgón. Siempre me sorprende que las mariquitas vengan en tal número y en el momento adecuado. Y siempre hacen el trabajo.

Nuestro jardín consta de numerosos huertos rodeados por una diversa frontera de flores, hierbas y árboles frutales anuales y perennes. Junto al jardín hay áreas silvestres donde algunas de las malezas menos problemáticas crecen hasta la madurez. Y entre los lechos de hortalizas hay parcelas de alfalfa, trébol y trigo sarraceno. En estos lugares habita una milicia de insectos benéficos, listos para emerger para comer o parasitar otros insectos que puedan ser dañinos para nuestras plantas. En un cálido día de verano, puedo ver una ligera bruma de diminutas avispas parásitas que visitan las flores de hinojo en busca de néctar. El néctar los sostendrá mientras buscan pulgones u orugas en los que depositar sus huevos. Es un alivio tener aliados tan formidables. No he necesitado ni siquiera un pesticida orgánico en 15 años.

Una lente de mano plegable de 10 aumentos te ayudará a distinguir los errores buenos de los malos y controlar quién está ganando.

Para crear un hábitat acogedor para sus ayudantes de insectos, primero debe saber algo sobre ellos. Una buena forma de comenzar es tomar una lupa y un libro de imágenes de insectos y hacer un censo aproximado de la población residente. Si ha evitado el uso de pesticidas y tiene una variedad de plantas en crecimiento, es posible que ya encuentre muchos aliados presentes. Los que es más probable que veas incluyen mariquitas, escarabajos terrestres, crisopas, moscas flotantes, un par de insectos verdaderos y algunas avispas diminutas. Estos se pueden dividir en dos grupos: los que comen directamente a sus presas (depredadores) y los que depositan sus huevos sobre o dentro de su hospedador (parasitoides).

Escarabajos—Los dos tipos de escarabajos que son más útiles son las mariquitas (también conocidas como mariquitas) y los escarabajos terrestres, ambos depredadores.

Mariquitas—Las mariquitas se alimentan de pulgones y otros insectos de cuerpo blando. Los adultos comerán hasta 50 pulgones por día. Si tiene suficientes pulgones y los escarabajos se quedan el tiempo suficiente para poner huevos, cada larva eclosionada se comerá unos 400 pulgones antes de entrar en su etapa de pupa. Hay muchas especies de mariquitas que atacan a muchas presas diferentes. Los adultos son criaturas independientes y frívolas. Si compra algunos en el centro de jardinería y los suelta en su jardín, esté preparado para ver cómo la mayoría se va volando al jardín de su vecino. Los que se queden, sin embargo, serán de gran ayuda.

Hay muchas mariquitas diferentes, todas beneficiosas como larvas y adultos. Pasan el invierno como adultos, congregándose en el envés de las hojas en climas templados. En áreas frías de invierno, puede encontrarlos acampando en su casa.
Foto / Ilustración: Jaret Daniels Como un adolescente hambriento, la larva de una mariquita come muchos más pulgones que un adulto. Aprenda a reconocer estas fases un tanto aterradoras; son uno de los mejores seguros contra errores que puede tener.
Foto / Ilustración: Jaret Daniels

Durante el día, los escarabajos terrestres se esconden en los restos de las plantas. Por la noche, emergen para cazar huevos y larvas de insectos.
Foto / Ilustración: Bryan Reynolds

Escarabajos de tierra—Los escarabajos terrestres no vuelan mucho y prefieren huir cuando se les molesta. Probablemente no los verá a menos que descubra sus escondites. Si los veo, es cuando estoy recogiendo montones de malas hierbas. Son relativamente grandes (alrededor de 3/4 de pulgada) y oscuros, con patas largas articuladas. Son cazadores nocturnos, hurgando entre la hojarasca en busca de huevos y larvas de insectos.

Nuestro jardín también alberga hordas de escarabajos soldados, que se presentan para la fiesta de los pulgones a fines de la primavera. Y a veces me encuentro con escarabajos errantes que destruyen ácaros y caracoles que habitan en montones de materia orgánica en descomposición.

¡Qué diferencia hace un par de semanas! De larvas parecidas a caimanes grises, ...
Foto / Ilustración: J. F. Dill … Se desarrollan crisopas verdes de alas de gasa. Si va a comprar depredadores, las crisopas son una buena apuesta porque comen una amplia variedad de insectos dañinos.
Foto / Ilustración: J. F. Dill

Crisopas —Cuando la crisopa verde, parecida a una hada, revolotea silenciosamente en busca de polen o néctar, me cuesta imaginarla en su fase larvaria ferozmente depredadora, durante la cual devora pulgones, orugas, cochinillas, saltahojas, huevos de insectos y moscas blancas. Incluso come otras crisopas. De cerca, la larva parece un caimán diminuto (1/2 pulgada). Si mantiene un suministro de plantas con flores, las crisopas adultas pueden instalarse. Si decide introducir beneficiosos en su jardín, las crisopas son los depredadores más efectivos que puede comprar.

Parece una abeja melífera, pero no lo es. Las moscas flotantes, o sírfidos, son depredadores comunes y fáciles de detectar.
Foto / Ilustración: Jaret Daniels

Hover vuela —Con su abdomen rayado, las moscas flotantes parecen pequeñas abejas, pero se mueven por el aire más como moscas, pasando de una planta a otra, revoloteando brevemente antes de aterrizar. La mosca flotante, o sírfido, es una de las muchas moscas depredadoras y la más conspicuamente beneficiosa en nuestro jardín. Puedo encontrarlos en cualquier momento en cualquier lugar del jardín. Visitan una variedad de flores en busca de polen y néctar, y ponen sus huevos cerca de pulgones u otros insectos de cuerpo blando. Los huevos se convierten en larvas hambrientas que comen hasta 60 pulgones por día.

Errores verdaderos—Hay errores y luego están los verdaderos errores. Los errores verdaderos, como el diminuto bicho pirata y el bicho de ojos grandes, pertenecen al orden de los insectos Hemiptera. Muchos se alimentan de plantas, pero muchos son depredadores, con piezas bucales tubulares que insertan como una pajita para succionar los jugos de sus presas.

El diminuto insecto pirata es un depredador diminuto (1/12 de pulgada) con un apetito amplio que come pulgones, trips, ácaros, moscas blancas y huevos de insectos. Pone sus huevos en la superficie de la hoja cerca de la eclosión de las ninfas de sus presas y comienzan a alimentarse. El ciclo de huevo a adulto toma solo tres semanas.

El otro error verdadero importante es el error de los ojos grandes. Es un poco más grande que el diminuto bicho pirata y tiene una dieta similar. También come néctar y semillas, por lo que puede quedarse incluso si no puede encontrar un insecto para comer.

Es posible que te encuentres con algunos otros insectos verdaderos depredadores comunes, incluidos los insectos asesinos, los insectos damisela, los insectos de patas de hilo y un par de especies de chinches apestosas.

Las avispas Trichogramma, que parecen diminutas moscas negras, están trabajando en una masa de huevos de polilla gitana.
Foto / Ilustración: J. F. Dill

Avispas parasitarias—Estas criaturas muy útiles, que varían en tamaño desde pequeñas a minúsculas, defenderán su jardín contra orugas como el gusano del maíz, el gusano del tomate, el gusano de la col y las orugas de las tiendas. La avispa parásita más pequeña y quizás más popular es la trichogramma, una criatura del tamaño de un polvo que pone hasta 300 huevos en huevos de polilla o mariposa. Puede comprarlos por correo si espera una infestación de orugas. No viven mucho, por lo que es muy importante programar su liberación para que coincida con la presencia de huevos de plagas.

Las avispas bracónidas, calcidas e icneumidas son mucho más grandes que la tricogramma y parasitan a las orugas directamente, poniendo huevos dentro o sobre la oruga. Los huevos para incubar eventualmente matan al huésped o interrumpen sus actividades. Los bracónidos también parasitan a los pulgones. Si está explorando con una lupa y observa algunos pulgones momificados con pulcros agujeros circulares en ellos, sabrá que había un braconid allí. Una avispa joven se desarrolló dentro del pulgón y se comió hasta salir.

Si lo construyes, ellos vendrán

Además de las moscas flotantes (que se muestran en la foto), las flores amarillas del tanaceto atraen a las mariquitas, las crisopas, los diminutos insectos piratas y las avispas parásitas.

Vivimos en un mundo en el que los insectos se comen. Y quiero que siga siendo así. Para ello, he transformado mi jardín en un insectario, un hábitat donde mis amigos insectos beneficiosos se sentirán como en casa. Les proporciono comida, agua y refugio. Mantengo el suelo cubierto de materia orgánica. Y evito poner químicos dañinos en su hábitat.

El menú de beneficiosos cambia constantemente a medida que la población de plagas se contrae y aumenta, y cuando florecen diferentes flores. Muchos de los depredadores y la mayoría de los parásitos usarán polen y néctar como alimento. Intento mantenerlos durante todo el año cultivando una variedad de flores que florecen en diferentes momentos. Dado que muchos de los beneficiosos son pequeños o tienen piezas bucales cortas, les ofrezco flores diminutas con nectarios cortos. Muchas plantas de las familias de zanahorias y aster ofrecen precisamente eso.

Las diminutas flores de las plantas umbelíferas como el hinojo son especialmente atractivas para las crisopas, pero también para las moscas flotantes, las avispas parásitas y las mariquitas. Statice es una buena fuente anual de néctar en otoño, lleve los tallos cortados al interior para obtener un color invernal eterno.

Riego mi jardín con aspersores aéreos, por lo que los insectos siempre tienen charcos y hojas húmedas para beber. Si estuviera usando riego por goteo, les ofrecería agua en un platillo lleno de guijarros, para que no se ahoguen.

Al igual que el resto de nosotros, los beneficiosos necesitan protección contra el calor y la lluvia. Necesitan esconderse de pájaros e insectos que se alimentan de ellos. Una vez más, una variedad de plantas frondosas ofrece protección. Los escarabajos terrestres se esconden en cubiertas de tierra de bajo crecimiento y en mantillo o hojarasca. Los insectos voladores se esconden en los arbustos, en el envés de las hojas, incluso entre los pétalos de las caléndulas.

Los beneficiarios también necesitan una razón para quedarse cuando terminan de limpiar las cosechas o al final de la temporada cuando limpias el jardín. Considere intentar recrear en un rincón del jardín o en el borde de su jardín la diversidad espesa y salvaje de un seto utilizando una variedad de arbustos, plantas perennes y pastos de floración temprana para proporcionar refugio durante todo el año y un lugar para alternativas. presa para habitar. Mantenga este depósito de insectos beneficioso tan cerca de su jardín como se atreva. Si los insectos se sienten demasiado cómodos en el seto, es posible que no estén dispuestos a viajar muy lejos para comer. Siempre que haya un lugar para las plagas, los beneficiosos pueden quedarse para comer en su refugio de malezas en lugar de dirigirse al jardín del vecino.

Estrategias de jardinería que atraen a los beneficiosos

Una gran plantación de alyssum dulce es una fábrica de néctar de toda la temporada y un refugio perfecto para muchos beneficiosos.

Los insectos aliados odian el polvo. Mantener la tierra cubierta en todo momento, ya sea con mantillo o con plantas en crecimiento, conserva la humedad, modera las temperaturas y elimina el polvo. También proporciona un hábitat para los escarabajos terrestres y errantes. Trate de no eliminar todas las malas hierbas. Deja algo para los insectos.

Si usa insecticidas selectivos para deshacerse de las plagas, también corre un riesgo muy alto de librar a sus presas benéficas de sus presas, incluso si está usando productos relativamente benignos, como Bt u otros biológicos. Los pesticidas no selectivos podrían librarlo por completo de los beneficiosos. Creo que no hay lugar en el hábitat de los insectos para estos productos químicos. Cuando abandona el control químico por control biológico, puede experimentar un aumento repentino de plagas. Es posible que la población de insectos beneficiosos demore un tiempo en expandirse hasta el punto en que usted pueda relajar la guardia. Mientras tanto, confiaría en controles botánicos y naturales menos dañinos para frenar a los malos hasta que aparezcan los buenos.

Crear un hábitat para insectos silvestres es una actividad muy imprecisa. Con la experimentación y la observación, puede encontrar la combinación correcta de plantas insectarias que fomente la combinación correcta de insectos para su jardín. Su éxito probablemente variará de un año a otro a medida que el clima y la vegetación cambien y lleguen nuevas plagas. Debe esperar que el desarrollo de un hábitat donde existan plagas y beneficiosos en un equilibrio aproximado sea un esfuerzo de varios años en lugar de una temporada o dos. A pesar de la presencia de tantos beneficiosos en nuestro jardín, todavía me encuentro de vez en cuando teniendo que recoger a mano bichos de calabaza o frotar escamas de las ramas de los árboles frutales.

Las flores planas de las zinnias son buenas pistas de aterrizaje de insectos, y las flores poco profundas que contienen néctar son fáciles de beber para los beneficiosos. No tenga prisa por sacar el perejil al final de la temporada. Deje que permanezca durante el invierno y el próximo año proporcionará alimento para los buenos insectos.

Hay muchas plantas para elegir.

Crear su hábitat puede ser un asunto colorido. Comience a atraer a los beneficiosos rápidamente con plantas anuales como alyssum, cosmos, zinnias, girasoles y caléndulas. Al mismo tiempo, coloque flores y hierbas perennes, incluida la margarita dorada ( Anthemis tinctoria ), milenrama, lavanda, menta, hinojo, angélica y tanaceto. A los beneficiosos también les gustan las flores de eneldo, perejil y cilantro. Cuando haya terminado de cosechar estas hierbas, deje que las plantas florezcan en el jardín. Me gusta dejar que un pequeño parche de zanahorias florezca. Sus flores son benéficas dulcemente fragantes las aman.

Cultive plantas que produzcan néctar cerca de sus cultivos comestibles. Aquí, la milenrama blanca crece junto a la rúcula.

Intento intercalar plantas insectarias con mis verduras. Me imagino que si las plagas objetivo están cerca de la fuente de polen y néctar, hay una mayor probabilidad de que los beneficiosos las encuentren. Si agrega a todo esto un parche aquí y allá de alfalfa, trigo sarraceno o trébol (todos muy atractivos para los beneficiosos), estará bien encaminado para establecer un arsenal de insectos aliados. Su jardín será más saludable y seguro gracias a eso.

Estamos a mediados de octubre y el repollo del bastón está cubierto de moscas blancas. Si sacudo una planta, una nube ondeante se eleva desde las hojas cerosas. Algunas moscas flotantes se mueven entre las plantas, depositando huevos en las hojas. Con la lente en la mano, doy la vuelta a cada hoja y miro de cerca la masa de huevos, ninfas y adultos de mosca blanca. Algunas larvas de mosca flotante se alimentan de las moscas blancas. Noto que un par de larvas ya se han convertido en crisálidas. En unos días aparecerán nuevas moscas flotantes y comenzarán a buscar polen y néctar. Una gran mariquita asiática está pastando entre la multitud. Supongo que puedo relajarme. Parece que los insectos tienen este brote bajo control.

Buenos errores por correo

Muchos insectos beneficiosos están disponibles por correo. Puede que le resulte útil liberar algunos para comenzar a combatir las plagas mientras se desarrolla su hábitat. Quizás las más efectivas y económicas son las crisopas, disponibles en forma de huevos, larvas y adultos. Mil huevos de crisopa, suficientes para 2500 pies cuadrados, costarán alrededor de $ 5 más gastos de envío. Mil larvas cuestan aproximadamente el doble.

Las mariquitas están ampliamente disponibles en los centros de jardinería o por correo. Quinientos le costará alrededor de $ 7,50. Recuerde tener algunos pulgones y polen antes de soltarlos, y no se sorprenda si muchos se van volando.

Las avispas Trichogramma están disponibles en forma de huevos parasitados pegados a una tarjeta. En el caso de una invasión de orugas, cuelgas la tarjeta en el jardín, emergen las avispas y estás en camino a la victoria. Sin embargo, es importante tener en cuenta que el trichogramma también atacará a las larvas de mariposa. La sincronización y la identificación precisa de plagas son muy importantes. Una tarjeta con 100.000 huevos cuesta alrededor de $ 15.

Hay diminutos bichos piratas y bichos de ojos grandes disponibles, pero muy caros.


Extensión de jardinería de MSU en Michigan

Las moscas Syrphid son los colibríes del mundo de las moscas.

Foto 1. Toxomerus marginatus, una mosca común de las flores en Michigan. Foto de David Cappaert, Bugwood.org.

Las moscas tienen mala reputación. Las especies de moscas más conocidas extraen sangre de los humanos o ponen huevos en bayas y frutos podridos. Sin embargo, las moscas hacen más que una molestia. Los insectos de Michigan de esta semana en el jardín describen otra familia de moscas beneficiosas, Syrphidae. Las especies de esta familia visitan las flores y son imitadores expertos de los insectos que pican.

Moscas de las flores

El patrón de vuelo estacionario, el movimiento del abdomen y los abdómenes negros y amarillos aplanados son exclusivos de Toxomerus (Foto 1). Los adultos visitan las flores, recolectan néctar y ponen huevos en las hojas de las plantas. En los meses de verano, decenas o cientos de moscas de las flores estarán activas en el jardín. En un estudio de jardines residenciales de Chicago, Illinois, casi el 25% de los insectos que visitan las flores fueron Toxomerus. Este grupo de moscas existe en muchos entornos: áreas urbanas, pantanos, bosques y agricultura, y Toxomerus es casi seguro que también estén en su jardín. Insectos de un género de moscas de las flores estrechamente relacionado, Syrphus, tienen comportamientos similares pero son un poco más anchos y más largos.

Las moscas de las flores no pican y son inofensivas para las plantas de jardín. De hecho, son beneficiosos en dos etapas de la vida. As larvae (Photo 2), flower flies use a sucking mouthpart to feed on aphids and other small bodied pests that damage garden plants. A single larva can consume up to 400 aphids. As adults, flower flies visit flowers in search of nectar and pollen. However, the lack of branched hairs on flower flies’ bodies makes them less effective pollinators compared to bees. Short tongue length also prevents flower flies from accessing nectar in long tubular flowers.

Photo 2. Flower fly larva are 0.33 – 0.5 inch in length. Photo by MJ Hatfield, Bugguide.net.

Several species of hoverflies occur in Michigan. Identifying them can be a challenge in flight, as these fast fliers do not make it easy to readily distinguish between abdomen color patterns and size. If you are up to the task of identifying this rapid flier to the species level, i-Naturalist profiles the three most common Toxomerus species in the Eastern USA. Multiple generations of flower flies occur each season. During the final generation, the larva pupates and remains inactive in plant debris or the soil until the following June or July.

Notable mimics of bees and wasps

Other Syrphids are realistic mimics of wasps, bumble bees and honey bees. These similarities in appearance, called mimicry, are a defense mechanism to fool predatory insects or birds into thinking that a fly would be harmful and could sting. Michigan State University Extension has an excellent resource that characterizes the features, such as number of wings and antennae length, used to distinguish flies from bees.

Eristalis tenax, the drone fly, has a hairy body and an orange abdomen that may confuse a gardener into thinking it is a honey bee. A closer look would reveal the absence of a second pair of wings and short antennae in this mimic (Photo 3). Drone fly larvae live in moist areas and tolerate degraded sites including drainage ditches and sewage. Like the Bombyliidae profiled a few weeks ago, Syrphids also include mimics of honey bees, down to the variable coloration on each abdominal segment (Photo 4).

Photo 3. Drone fly, a mimic of a honey bee. Photo by Joseph Berger, Bugwood.org. Photo 4. The black and white hairs on the thorax and abdomen make Volucella spp. an excellent mimic of bumble bees. Photo by Ken Potter.

An insect that pollinates and attacks garden pests is a rare treat amidst the many species that want to munch on garden plants. Flower flies are found statewide in Michigan. Finding many in the garden is an indication that you may need less chemical inputs to manage small-bodied insect pests. They may not be as good of a pollinator as a bee, but they should be a welcome addition to the yard of any Michigan gardener.

Este artículo fue publicado por Extensión de la Universidad Estatal de Michigan. Para obtener más información, visite https://extension.msu.edu. Para recibir un resumen de la información directamente en la bandeja de entrada de su correo electrónico, visite https://extension.msu.edu/newsletters. Para comunicarse con un experto en su área, visite https://extension.msu.edu/experts o llame al 888-MSUE4MI (888-678-3464).

¿Le resultó útil este artículo?


Hoverfly Larvae And Eggs - How To Find Syrphid Flies In The Garden - garden

All About Hoverflies

Colin V Duke, BSc (Hons)

Images by Leon Truscott, David Iliff, Chris Webster, David Skingsley

© All Rights Reserved 2006

What Are Hoverflies?

Sub-Family: Syriphinae Genera

Tribe Syrphini e. g. Syrphus, Epistrophe, Scaeva

Tribe Bacchini e. g. Baccha, Melanostoma, Platycheirus

Tribe Cheilosiini e.g. Ferdinandea, Rhingia, Cheilosia

Tribe Chrysogasterini e.g. Chrysogaster, Neoascia

Tribe Volucellini e. g. Volucella

Tribe Sericomyiini e. g. Sericomyia

Tribe Xylotini e. g. Syrittia, Xylota

Tribe Eumerini e. g. Merodon

Tribe Eristalinus e. g. Eristalis, Helophilus, Myathropa

Rare in UK

What is the purpose of the bright bodies and patterns?

Many of the of hoverflies have ornate body patterns, often of black and yellow, to mimic wasps and bees but are harmless. Hoverfly mimicry includes warning coloration of yellow and black, a narrow waist like a wasp and even the ability to mimic the stinging action of a wasp, by pushing the tip of the abdomen into your fingers if they are caught and held.

The superficial resemblances (a) to honeybees (for example the genus Eristalis spp), to (b) bumblebees (in the genera Pocota or Volucella) and to (c) wasps (in the genus Chrysotoxum) is often striking.

Fig 1 The drone fly Eristalis tenax (left) & honeybee - Apis melifera (right) feeding on everlasting daisy.

IMAGE WITH THANKS TO YVONNE © 2007

Fig 2 . The common wasp (Paravespula vulgaris), left, compared to the hoverfly, right, (Chrysotoxum cautum - female).

IMAGES © COLIN DUKE 2007 © DAVID ILIFF 2007

Fig 3. The bumblebee (Bombus), below left, compared to the hoverfly, below right (Volucella bombylans).

IMAGES © COLIN DUKE 2007 © LEON TRUSCOTT 2007

(a) In the Eristalis there are more subtle varieties as they attempt to emulate the various forms which the honeybee takes, e.g. Merodon equestris var naricisus, var equestris. There is some evidence to suggest that colour form depends on the temperature exposure that larvae experience, with lighter forms appearing mid-summer and darker forms earlier in the year.

(b) Volucella bombylans var plumata imitates the earth or common garden bumblebee. The hoverfly larva of this species go one step further and actually live in the nests of bumblebees, eating the rubbish produced, being both detritivores and larval predators and possibly the bees' larvae as well. (The exception is V. inflata which live in aqueous insect messes.)

(c) Members of the genus Chrysotoxum admirably display features such as wasp-like stripings, dark wings to resemble social wasps. The antennae are long and wasp-like, typically not seen in other flies. Fig 2. Another good but less common example is Doros profuges, a large hoverfly, the adult of which is a spectacular wasp-mimic.

Some species wave their front legs in front of their face to mimic the jointed antennae of the potter wasps. It is thought that this mimicry protects hoverflies from falling prey to birds and other insectivores which avoid eating true wasps because of their sting. Hoverflies do not sting and are harmless.

This kind of mimicry is know as Batesian mimicry and describes a palatable, unprotected species (the mimic - a hoverfly ) that closely resembles an unpalatable or protected species (the model - the bee or wasp ). Birds know not to attack a bee as they will be stung. Gilbert (2004) Ref 11 notes that hoverflies also mimic in behaviour the patterns and habits of their Hymenopteran models.

Clearly hoverflies not only mimic the host but have also developed elaborate evolutionary mechanisms to ensure that the larvae survive.

What is the easy way to confirm if a fly is a hoverfly?

Much information can be revealed by the wings—two in the case of hoverflies as opposed to 4 in the mimic—the bees.

Despite the rather random appearance of venation in hoverflies, a logical appraisal of characteristics can be applied based on veins that radiate outward—radial, median and anal. The distinctive presence of the two cross veins in the hoverflies are described below.

As for many Diptera looking at venation characteristics takes identification one stage further. To confirm an insect is a hoverfly one of their most characteristic features is the presence of a longitudinal false vein in the wing, if an examination of wing veins is necessary. In hoverflies a greater part of the edge of the wing is without veins. The vein running all the way to the edge in most flies (radial), only reaches the last transverse vein, not the edge in a hoverfly's upper outer cross vein (A) and lower outer cross vein (see Fig. 4). Another feature of hoverflies is the so-called 'floating vein' (B). This vein just ends nowhere. Usually veins end either at the edge of the wing or in another vein. Both these features being present means you are actually looking at a hoverfly.

Generally the dorsal thorax does not have coarse bristles.

Looking at the behaviour of the fly in the air also confirms that it is a hoverfly, either by its characteristic controlled hovering or its rapid start-stop darting.

Fig 4 Venation in the hoverfly - the false or floating vein.

How do I begin to identify the many species?

Becoming familiar with hoverfly anatomy will soon yield subtle features used to distinguish the many similar flies down to genera as well as to species level. Using keys will readily assist. It is beyond the scope of this article to list or describe the identification features in detail but the presence and shape, size and colour of bands and/or bars, the presence or absence of hairs on anatomical parts and banding on the eyes are important characteristics. Also whether for example the antenna is long / short / elongated or the arista is plumose (feathered) and noting the colour of hairs on the scutellum. The colour and shape of the face (flat, convex etc) is also important, as are the angle of which the eyes are set to the frons and the relative positioning of the ocelli to the front or rear on the head. Considerable attention is given to the "venation" or patterns of veins on the wings.

Gilbert Ref: 4 is an excellent introduction to basic hoverfly identification. As expertise progresses the definitive works of Stubbs Ref: 1 is invaluable in narrowing down each species using the many keys available. The identification of hoverfly larvae, in itself a study, can be explored using an excellent guide on The Hoverfly Larva by Rotheray Ref: 5. The amateur naturalist may make very valuable contributions by reporting on, for example, distributions valuable to the Hover Fly Recording Scheme Ref 5

Fig 5: Basic features of the hoverfly.

Glossary

Abdomen - The last of 3 major components making up an insect containing digestive organs etc.

Alula - A membranous flap close to the squama.

Antenna - Composed of 3 segments with a hair like projection - the arista arising out of the third or final segment.

Arista - A bristle-like structure arising out of the 3 segmented parts making up the antenna.

Frons - The space behind the antenna between the eyes when viewed dorsally.

Haltere - Balance organs located on the mid-thorax which act as a "gyroscope" to control flight.

Humerii - The raised corners to the front of the dorsal thorax.

Ocelli - An arrangement of single-celled eyes usually in 3, on the top of head in a triangulated vertex.

Occiput - The margin immediately behind the compound eyes.

Postalar Cali - Elongated swellings at the posterior corners of the thorax.

Pre Genital Segment - The end segment located just below the 4th Tergite containing the genitalia.

Scutellum - Plate like structure between the abdomen and the thorax when viewed from above.

Spiracle - (Anterior, posterior) breathing pores located on the side of the thorax toward the head and abdomen respectively.

Squama - where the hind margin of the wing meets the thorax there is a membranous flange known as squama.

Sternites - The ventral part of the abdomen which is segmented into 4 sternites.

Stigma - A small cell portion arising on the outer costal margin on the forewing which may not be transparent or may, in fact, be coloured.

Tergites - The dorsal part of the abdomen which is segmented into 4 tergites.

Thorax - The portion between the head and abdomen. The second of 3 major components of an insect, containing respiratory organs etc.

Where do they complete their life cycle?

Like other flies, hoverflies go through all stages of insect life: egg-larva-pupa-imago. The larvae of hoverflies are remarkably diverse for just one family of flies.

Some have adapted to aquatic life in extremely dirty water (including stagnant), eating all kinds of decaying materials. In order to breathe they developed a long pipe at the rear end of the body, which they stick into the air. Examples include the rat-tailed maggots (about 40 species).

Other larvae hunt for plant lice or aphids. Over one third of hoverflies have larvae that eat aphids (over 110 species).

Some live in decaying wood, or sap runs on live trees (33 species).

Some are a pest in agriculture, eating live plant tissue such as roots, stems and flower bulbs from within or as leaf miners (about 30 species).

Like the Large Blue butterfly, The larva of the hoverfly, Doros profuges, is believed to live within nests of the ant Lasius fuliginosus. Little is known but one assumption is larva must either feed upon root aphids that have been herded by the ants or gain some other benefit from living within their nest.

There is much to learn and contribute about the life cycles of this interesting group with many species very poorly documented or understood.

Fig 6: The life cycle of the hoverfly.

What do they eat?

Adults feed mainly on nectar and pollen. Beside nectar, hoverflies feed on honeydew produced by aphids. Hoverflies are one of the few kinds of insects that can digest pollen, which is a protein rich source for the eggs. The surface coating of pollen is resistant to most insect digestive juices. The yellow patterning can reflect the amount and type of pollen which the insects have eaten, they are often seen hovering or nectaring at flowers, while the larvae (maggots) eat a wide range of foods.

In some species, the larvae are saprotrophs, eating decaying plant and animal matter in the soil or in ponds and streams. For example the rat-tailed maggot, larva of the drone fly Eristalis tenax is found in polluted pools and sewage. They obtain air by extending their snorkel like tail breathing tubes to reach the water surface, breaking it with feathery hairs which emerge from the tube. Adults are so-called because of their resemblance to the drones of bees.

Fig 7: The larvae of the drone fly - aka " the rat-tailed maggot.

.

Larvae may feed externally on plants or they may be internal feeders, attacking the bulbs for example the narcissus fly, Merodon equestris, also known as the great bulb fly . In other species, the larvae are insectivores and prey on aphids, thrips, and other plant-sucking insects.

Fig 8: Hoverfly larvae grazing on aphids.

Sexing hoverflies

Like many other flies, males and females often look alike, having the same coloring, size etc. Exceptions are found especially among the drone flies, where females differ from the males. However it's always easy to tell males and females apart. Like all other flies the males have bigger eyes which come closer together at the top of the head. Females have much smaller eyes, placed farther apart. Tiny eyes or ocelli are composed of single cells and are found at the top of the head in a triangle between the large compound eyes—perhaps this is why it is sometimes easier to get "underneath a hoverfly" when it hovers. (The nature / physics of eyes in the male also influences flight behaviour, with males more able to judge distances and predate females).

A more obtrusive method of identifying the sex of the species is to look at the underside of the abdomen, males have curbed asymmetrical genitalia. The abdomen of the female is more pointed with inconspicuous genitalia.

Fig 9 Male eye form (top), female eye form (bottom).

Fig 10: Viewed from above, the female eye form (left), male eye form (right). The dotted triangle

is composed of three simple eyes or ocelli, the ocellar triangle.

Hoverfly habitats

Hoverflies indulge in a wide range of habitats, many of which are in decline. The favoured habitat for the adult Doros profuges appears to be the transition zone between woodland or scrub and calcareous grassland but clearly this hoverfly is dependent on its host the ant and factors which affect it such as the ants. Woodland and forest management also play crucial roles with much dead and rotting wood being removed.

The golden hoverfly Callicera spinolae is a large, colourful, hairy hoverfly that is also at risk, adults can be found feeding on ivy flowers in autumn. It is found mainly in East Anglia. The larvae live in rotten holes in trees. Golden hoverflies are saproxylic, i.e. they are dependent on decaying wood.

Other species include aspen hoverfly, Hammerschmidtia ferruginea which lives in open aspen woodland in the Highlands of Scotland and depend on decaying soily layers in aspen and the pine hoverfly, Blera fallax.

Aquatic habitats such as bog give rise to distinctive fauna. The bog hoverfly Eristalis cryptarum, a bee mimic, also may be in decline due to the disappearance of boggy habitat. Bog hoverflies have been seen nectaring on marsh plants such as the flowers of bogbean, marsh marigold and cuckoo flower.

Hoverfly enemies

Hoverflies generally have no major enemies aside perhaps from opportunistic spiders and birds. Based on observations of a tame spotted flycatcher, Davies (1977) notes that hoverfly mimicry does not fool it—the ability for this bird to distinguish between bees and the less conspicuous black and yellow Syrphinae, rubbing off stings in bees but readily eating the hoverflies with no such precaution. However, no species is generally without an enemy somewhere in the food chain. Species of solitary wasps (Ectemnius cavifrons) specialise in taking hoverflies, social wasps will also take hoverflies in summers when numbers are high. The hoverfly parasitoid wasp, Diplazon laetatorius, an ichneumon wasp, in the field, can attack, and eventually kill, over half of all aphid-eating hoverfly larvae. Failing behavioural responses, the hoverfly larvae may develop an immune response deterring up to 1/5th of such attacks, for example the marmalade fly, Episyrphus balteatus, due to host immunity. The parasitoid egg is surrounded by specialised blood cells which release poisonous compounds that kill the invader. Nevertheless many hoverflies may readily fall prey to an even more insidious fate such as the insect "eating" fungal infection.


Ver el vídeo: Moscas volantes o miodesopsias. La consulta del día


Artículo Anterior

Reproducción de música para plantas: ¿cómo afecta la música al crecimiento de las plantas?

Artículo Siguiente

Brotes laterales de la planta de brócoli: el mejor brócoli para la cosecha de brotes laterales